Cuando era pequeña mis padres alquilaban nuestra casa todos los veranos.

Siempre llegaba el día de abrir la nevera y solamente encontrar un carton de leche casi vacío, un trozo de mantequilla y con suerte, un frasco con apenas una cucharada de mermelada.

Siempre en las mismas fechas, mis padres vaciaban toda la casa y eso incluía dejar nevera vacía.

El perro, 2 maletas cada uno, y así cargábamos el coche para salir pitando a casa de mis abuelos. Íbamos todos menos mi madre. Ella se quedaba durante todo el fin de semana dejando la casa reluciente para que nuestros huéspedes disfrutaran sus 3 meses de vacaciones.

Sin saberlo, éstos fueron los comienzos de mi carrera.

Aquí leerás todos los errores que NO debes cometer cuando alquilas tu apartamento o casa por vacaciones. (Todo lo aprendí de pequeña, gracias a mis padres)

1- Publica tu alojamiento con fotos reales.

A todos nos ha pasado llegar a nuestro destino con unas ilusiones tremendas y estar dando vueltas buscando el alojamiento, cuando nos damos cuenta que lo teníamos siempre delante de nuestros ojos. Las fotos eran tan coloridas, brillantes y las paredes parecían inmaculadas, que nunca imaginarías de esa sosera, pidiendo a gritos una brocha y un pincel, y ya que estamos, un jardinero, era el alojamiento que elegiste. No digo que tenemos que enseñarlo todo, pero no escondamos lo importante.

2- No comunicarse con los huéspedes en tiempo y forma.

Días antes de que arrasaran mi casa y se llevaran hasta la mantequilla, mis padres se lo pasaban hablando con los futuros huéspedes. Hoy eso, es muchos más fácil. Antes no existía internet ni mensajes de texto. No cuesta nada enviar un par de mensajes haciéndoles saber que estamos preparando todo para recibirlos.

3- No hacer un listado con instrucciones de los artefactos que les ofrecemos.

Recibimos huéspedes de todo el mundo. No todos entienden a simple vista cómo se usa la lavadora. Pueden intuirlo pero, ¿porqué hacérselo difícil? Podemos simplificarles la vida escribiendo un par de paginas con instrucciones. Y, ya que estamos, dejemos anotado aquellos números de teléfono útiles en caso de emergencia.

4- No tener un seguro de hogar de Alojamientos Turísticos.

Esto es fundamental para dormir tranquilos. Un seguro turístico cubre todos los daños que cubre un seguro de hogar tradicional y muchos más.

5- Subestimar el trabajo de preparar el alojamiento para futuros huéspedes.

No todos los anfitriones conocen el trabajo que supone esta preparación para hacerlo bien, El equipo de limpieza debe especializarse en alojamientos turísticos, la lavandería supone mas de uno y dos viajes cada vez. El chequeo del alojamiento debe ser minucioso (debajo de las camas, electrodomésticos, cables, lámparas, bombillas…) Por mencionar algunas tareas. Y sino, pregúntenle a mi madre.

Estos son solamente 5 errores, pero te aseguro que podría nombrar 25 más, en menos de 25 segundos.

Si esto te suena familiar, no te preocupes, estamos aquí para ayudarte.

Rellena el formulario de abajo y nos pondremos en contacto contigo.